Separarse

Cómo separarse amistosamente

Para separarse amistosamente debe de evitar deteriorar la relación con el otro cónyuge, mantener el respeto mutuo y dejar claras las prioridades, siendo la primordial la de los hijos menores.

Es importante para separarse amistosamente no debe de pensar que depende de su abogado, sino que dependerá tanto de su abogado como de tu propia actitud.

Además, con tu propia actitud condicionarás la actitud de tu expareja, de manera que se proyectará en nuestro cónyuge la actitud positiva o negativa que mostremos.

En muchos casos los litigios de los divorcios que impiden que se pueda gestionar el proceso amistosamente no tienen razón de ser. Sólo son reflejo del malestar de los esposos que con la ruptura muestran una actitud muy intransigente y hostil.

Para conseguir una separación amistosa será muy inteligente portarse bien. Hay muchos motivos para portarse bien con nuestra expareja

  • Por lo pasado juntos, por la siempre complicada ruptura actual y por las vidas futuras por separado.
  • Por ser justos con nosotros mismos y con nuestra pareja.
  • Por amor hacia nuestra familia, nuestra pareja y por nosotros mismos.

Cómo separarse amistosamente

La tristeza del divorcio después de tantos años es normal. Puede ser nostalgia, pena, rabia. Cualquier persona puede alternar diferentes sensaciones con la ruptura, pero para separarse amistosamente se debe de tender a la amabilidad, confianza y generosidad.

La separación, cuando está clara, no es el lugar ni momento mejor como para entrar en reproches.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *