Divorcio

Superar un divorcio cuesta tres años

Según estudios coincidentes el periodo de superación de un divorcio suele estar en torno a tres años.

Una separación sentimental no es la tramitación del proceso judicial, sino el proceso interno de asimilación y superación. Incluso después del divorcio personas que pensaban que habían superado el divorcio e incluso han vuelto a rehacer sus vidas, se dan cuenta, de que realmente no han superado el divorcio.

Un divorcio es equivalente a un suceso traumático como puede ser un accidente de circulación, por ello, las secuelas no son tangibles, visibles ni fácilmente identificable en ocasiones.

No es que llegue un momento en el que de repente analicemos la situación y ya estemos bien y el día anterior se considere que estábamos mal y afectados por la ruptura. Es un proceso paulatino no exento de altibajos, pues puede ser que no se una linea recta el proceso de superación sino que se produzcan avances y retrocesos que deberían de tener un balance positivo, pues de no ser así, es necesaria ayuda profesional de psicólogos expertos en rupturas.

Por ello puede existir personas que superen el divorcio de inmediato pues suponga un peso que al liberarse se recomponga y libere sin efectos emocionales adversos, pero otros que les pueda durar el impacto emocional toda la vida.

De media el tiempo que se suele considerar necesario para dar por superada una separación es de tres años. Si en el periodo de tres años no se ha tenido un grave problema en relación a la ruptura, se puede dar por superado.

Superar un divorcio cuesta tres años

Un grave problema no es un momento de flaqueza o añoranza, sino una situación en la que con motivo de la separación la persona se sienta mal y afecte esencialmente a su vida. Puede haber un momento malo puntual, pero debería de estar completamente superado cuando pasen 3 años y no se haya tenido un bajón sentimental que tenga conexión con otro en un periodo mínimo de tres meses.

No es puede generalizar, pero los procesos humanos tienen puntos en común, y aunque cada proceso siga su propio curso, los expertos en psicología han concluido en innumerables ocasiones que se puede dar por superado el divorcio a partir de los 3 años a contar desde el divorcio o ruptura. De hecho uno de los momentos más complicados para una ruptura es separarse a los 40, pues es una edad clave que nos ha hecho enfocar esta página web partiendo de esa premisa que es clave pues en ocasiones es un punto de inflexión sentimental por la crisis de los 40 que afecta a más personas de las que se podría pensar sin profundizar en la cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *